El actor frente al clown

Cursos para actores/actrices

 

¿Por qué el actor frente al clown?

Sin duda, porque en el encuentro con el clown, se halla gran parte de la verdad interpretativa, y en su búsqueda, el individuo encuentra gran cantidad de información sobre sí mismo como actor. El clown genera otra vía para llegar al conocimiento del instrumento individuo-actor, que se apoya en la pedagogía del juego, fomentando la espontaneidad y la creatividad. El juego y la improvisación serán nuestros pilares de trabajo para afrontar con efectividad el encuentro con el público. El clown es un juego teatral que nos lleva a encontrar la espontaneidad, la libertad de jugar y de ser uno mismo. La experiencia teatral común de actor nada tiene que ver con el clown. El actor suele trabajar al servicio de un texto memorizado, al estudio del personaje y a las indicaciones de un director de escena. El clown es lo opuesto a esto. Si el actor quiere dar este paso, tendrá que aparcar su bagaje teatral y dejarse llevar hacia una nueva aventura: la de traspasar la berrera de lo ridículo.

 

Lo Ideal es cuando un actor llega a su punto de tanta exposicioón que si da un paso más entra en ridículo, pero si da un paso menos no llega. (Stanislavsky)

 

Quienes realiza trabajo de improvisación, tiene la oportunidad de comprobar con asombrosa evidencia con qué rapidez se alcanza las fronteras de la llamada libertad.

(Pete Brook)


© Antón Valén 2011   |   delcomediante@gmail.com

Fotografía: Pepe H

Diseño web: Héctor gomis